Mike Tyson recurrió a la brujería para no ir a la cárcel tras acusación por violación

Otra vez Mike Tyson dio de qué hablar en esta cuarentena, ya que recordó cuando tuvo que recurrir a la brujería tras ser acusado de violación hace 28 años.

El caso del Tyson comenzó en 1991 cuando recién estaba lanzándose al estrellato y asistía a varios programas de televisión como el certamen de Miss Black América en Indianápolis, Estados Unidos, donde él era parte del jurado. De acuerdo con varios asistentes, mencionaban que el estadunidense millonario les coqueteaba a varias chicas, por lo que terminó por invitar a salir a la concursante Desirée Washington.

Después de un paseo en la ciudad y terminar por ir a un hotel, la joven salió de la habitación sola, después de 30 minutos, por lo que unos días más adelante, el 22 de julio de 1991, denunció que Mike la había violado.

Mike Tyson pensó que no iba a tener problemas con la jueza, pues dicha autoridad no permitió que se incluyera la cinta del canal WISH-TV, donde el púgil mencionó que debió “haber matado a la perra cuando tuve la oportunidad”.

Hasta el día de hoy, Mike Tyson se declara inocente pese a que hubo testigos como la conductora de la limosina Virginia Foster, quien dijo que Desirée salió asustada del hotel y el doctor Thomas Richardson que mencionó que tenía dos abrasiones vaginales.

“Le expliqué que solo quería tener sexo. Así soy yo; sólo quiero saber en qué me estoy metiendo antes de hacerlo”, dio su veredicto Mike Tyson por segunda vez ante el juez.

Tras el evento, el pugilista fue declarado culpable por violación y dos cargos de conducta criminal. En un acto desesperado para no ir a la cárcel, Tyson recurrió a la brujería, por lo que visitó tres consultorías.

En el primero, la bruja le pidió que tenía que orinar en un frasco, poner algunos billetes de 500 dólares, dejarlo en la cama por tres días y llevárselo a la señora para que rece por él. Mike no aceptó esa solución porque era tirar demasiado dinero a la basura.

Su segunda opción, fue ir con un sacerdote vudú. “Simplemente escribió algo en un trozo de papel y trató de venderme algo que no hice. Quería que me lavara con un poco de aceite extraño y rezara y bebiera un poco de agua especial. Pero estaba bebiendo el maldito Hennessy. No iba a diluir mi Hennessy”, mencionó en entrevista con The Undisputed Truth.

Por último, visitó a un sacerdote santero. “Una noche fuimos al juzgado con una paloma y un huevo. Dejé caer el huevo al suelo cuando se soltó el pájaro y grité ‘¡somos libres!’ Unos días después, me puse mi traje gris a rayas y fui a la corte”.

Al final la brujería no le sirvió de nada, pues recibió una multa de 30 mil dólares, paso 10 años en prisión, cuatro de ellos en libertad condicional, realizar 100 horas de trabajo comunitario y asistir con el psicoanalítico Dr. Jerome Miller.

Cabe recordar que Tyson nunca pidió perdón por lo que le hizo a la víctima, pues siempre afirmó que él era inocente. “Odio la osadía que tuvo para ponerme en esa situación. Ahora realmente sí desearía haberlo hecho. Ahora realmente quiero violarla”, confesó en Fox News en el 2003.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s