ADVIERTE QUE PARA EL 2060 ALGUNAS ZONAS DEL PLANETA EXPERIMENTARÁN EPISODIOS DE CALOR Y HUMEDAD EXTREMOS HASTA SEIS HORAS

Un equipo de científicos encontró evidencia de que algunas zonas del planeta ya han superado los 35°C de temperatura de bulbo húmedo (TW, por sus siglas en inglés; es una variable que combina la temperatura y la humedad ambiental), el nivel de temperatura y humedad en el que los humanos pueden sobrevivir, de acuerdo a una investigación publicada este viernes en ScienceAdvances.

De acuerdo a la investigación, ciertas regiones de Australia, India, Bangladés, el golfo Pérsico, China, el golfo México y EE.UU. han experimentado un gran aumento en el número de episodios extremos de calor y humedad desde 1979.

Durante el estudio, los académicos utilizaron observaciones de la Base de Datos Integrada de Superficie del Centro Nacional de Datos Climáticos de EE.UU. y del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas de Medio Alcance, las cuales fueron verificadas con radiosondas y observaciones marinas, para calcular los valores de referencia de la temperatura de bulbo húmedo, los patrones geográficos y las tendencias recientes de la temperatura global.

Como resultado, los investigadores descubrieron que el registro de los datos de las estaciones revela que algunas regiones han superado los 31°C y 33°C de temperatura de bulbo húmedo y que incluso estaciones ubicadas en el golfo Pérsico ya han informado de múltiples valores máximos diarios de TW por encima de 35°C.

A pesar de que estos eventos han durado solo una o dos horas, “es probable que el cambio climático las prolongue a unas seis horas seguidas para el 2060 y amplíe las zonas afectadas”, dijo el autor principal de estudio, Colin Raymond, a la Fundación Thomson Reuters.

Por su parte, Radley Horton, coautor de la investigación y científico climático del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de Columbia (EE.UU), señaló que “podemos estar más cerca de un verdadero punto de inflexión de lo que pensamos”.

Esta situación resulta preocupante considerando que durante las olas de calor que afectaron en 2003 a Europa y en 2010 a Rusia, las cuales cobraron la vida de miles de personas, se experimentaron valores de TW no superiores a 28°C.

Para sobrevivir en esas condiciones climáticas sería necesario acondicionar los edificios para que proporcionasen la sombra y refrigeración necesaria, así como adaptar “el comportamiento humano, lo que incluye minimizar el trabajo al aire libre” comentó Raymond.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s