COATZACOALCOS, VER.
MAYTHE MORALES RAMOS

Familiares y pacientes con leucemia mieloide crónica, protestaron la mañana del lunes frente a la Unidad General de Zona 36 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por la entrega de medicamentos genéricos mismos que han causado reacciones secundarias en los pacientes.

Los quejosos dieron a conocer, que las tabletas del medicamento llamado Detempol, vienen “esponjadas y agrietadas”, además de sufrir retrasos en el surtimiento de la receta desde hace cinco meses.

Los retrasos y la entrega de los nuevos medicamentos advirtieron se deben a un cambio de empresa farmacéutica, ya que anteriormente recibían Imatibib, el cual era suministrado por la multinacional Novartis.

Mientras que el nuevo medicamento es ahora adquirido a través de los laboratorios oncológico Zurich Pharma, cuyos retrasos y mala calidad a provocado protestas en diversas partes del país.

“Los medicamentos no cumplen con las normas, ni las condiciones de salubridad, porque las pastillas están quebradas y bretadas. Lo que queremos son medicamentos de calidad para ellos, la leucemia es una enfermedad que se tiene que combatir y tratar día con día y se debe de ser muy cuidadoso”, expuso Sergio Rodríguez, esposo de una de las pacientes.

Así mismo dieron a conocer que este cambio ha impedido que algunos pacientes cuenten con sus estudios moleculares, los cuales se deben de realizar cada tres o seis meses para conocer los avances del tratamiento, estudios, que la empresa Novartis realizaba de forma gratuita.

“Nos están dando un medicamento que se deshace al sacarlo del empaque y así nos los tenemos que tomar, además de que nos produce reacciones como vómito, cefaleas, mareos y nauseas”, agregó Rosa Román Álvarez, paciente con leucemia mieloide.

Los pacientes y sus familiares han entablado diversas denuncias ante la Jurisdicción Sanitaria, la Secretaría de Gobernación y la Dirección General del IMSS, pues temen que el medicamento no surta el efecto esperado en los pacientes.