Mecayapan tendrá 2 gobiernos

COATZACOALCOS, VER.

MAYTHE MORALES RAMOS

Al menos 10 comunidades pertenecientes al municipio serrano de Mecayapan, conformaron un gobierno indígena tradicional ante el olvido y rezago en el que han permanecido durante décadas las comunidades y sus habitantes.

En rueda de prensa, Eucario de los Santos Cruz, coordinador regional de los pueblos indígenas del sur de Veracruz, informó que el nuevo organo de gobierno está constituido por cuatro hombres y dos mujeres, los cuales fueron nombrados mediante votación a mano alzada.

El gobierno indígena tradicional no busca desplazar al presidente municipal a pesar de la nula atención a las principales necesidades de la población, sino trabajar de forma coordinada con el propósito de erradicar la pobreza extrema y la falta de empleo, causante de la migración de la población indígena hacia los estados del norte.

“Es muy lamentable lo que está sucediendo, el presidente municipal no quiere recibir a las comunidades, existe un abandono y una discriminación hacia la población, pero bueno tenemos que planear una colaboración y atención mutua de las necesidades y las exigencias de las comunidades”, aseveró.

Las comunidades que formaran parte del nuevo consejo de gobierno son: Tonalapa, Naranjo, El Rubí, Cerro de la Palma, Arrecife, Encino Amarillo, Chamilpa, Plan Agrario, Ixhuapán y Huazuntlán, los cuales celebraron de forma previa diversas asambleas comunitarias, contando con el aval de los agentes municipales, comisariados ejidales y consejos de vigilancia.

“Una de los principales temas que atenderemos es la descontaminación y saneamiento del río Huazuntlán, lo resolveremos en colaboración con los tres niveles de gobierno, trabajaremos en corresponsabilidad para atender el tema del agua que es un asunto de vida para nosotros, vamos a proponer proyectos para la generación de empleos en base a nuestros recursos naturales y gestionaremos obras”, agregó.

Cabe hacer mención que será este domingo dos de febrero cuando rindan protesta de manera formal, quedando establecido que los miembros del consejo no tendrán derecho a un salario y deberán de estar al servicio de las comunidades.