México, tercer lugar en casos de dengue en América: OPS.

A diferencia de los últimos cuatro años en que México se mantuvo como el segundo de entre los 52 países de América con más casos de dengue, en este 2019, al que aún le faltan tres meses para concluir, Nicaragua supera a la República Mexicana con más de 10 mil 700 personas reportadas con este mal, por lo que nuestro país es tercero desde finales de septiembre pasado, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Con base en datos de la Plataforma de Información en Salud para las Américas (PLISA), de la OPS, los países con más casos de dengue reportados a la semana epidemiológica 39, con fecha de corte al 28 de septiembre, son:

Brasil con un millón 993 mil 271 casos.
Nicaragua con 130 mil 243 casos.
México con 129 mil 479 casos.
Colombia con 94 mil 545 casos.
Honduras con 78 mil 727 casos.

El inamovible primer lugar en casos de dengue en América es Brasil, que al menos desde el año 2015 y hasta el actual, que aún no concluye, ha encabezado la lista de los 52 países de América con casos de dengue. México se había mantenido como segundo en Las Américas desde el año 2015 y hasta el 2018, con más casos reportados de dengue.

Ante el incremento de casos de Dengue y de Dengue Grave en varios países y territorios de la región de Las Américas, la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) reitera a los Estados miembros la necesidad de implementar acciones intersectoriales de preparación y respuesta a estos brotes.

Se recomienda a los Estados miembros que:

• Intensifiquen la vigilancia de la enfermedad, incluyendo el diagnóstico de laboratorio. • Revisen sus planes de emergencia.

• Fortalezcan e intensifiquen la vigilancia y control de vectores.

• Aseguren que los profesionales de atención de salud estén debidamente capacitados para el adecuado diagnóstico y manejo clínico de pacientes con dengue u otras arbovirosis, con especial atención a los grupos de edad y grupos de riesgo que presenten la mayor tasa de letalidad.

• Involucren a la comunidad en las actividades de prevención y control.

• Garanticen el monitoreo y sistematización del desempeño de la respuesta en cada brote, incluido el establecimiento de sala de situación.

• Adapten la comunicación de riesgo de acuerdo con el escenario epidemiológico.








Fuente: AL CALOR POLÍTICO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s