Entregan propuesta para restaurar daños por obras del aeropuerto

Atenco, Méx. Hasta hace unos meses, el ejido de San Salvador Atenco estaba ocupado por militares camuflajeados de trabajadores y por golpeadores que resguardaban las obras de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Este sábado, a las tierras de cultivo regresó la tranquilidad y también los campesinos, para encontrarse con Blanca Jiménez Cisneros, titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a quien le entregaron el proyecto “Manos a la Cuenca”, el cual contempla la restauración y restitución de las tierras del ex Lago de Texcoco.

Integrantes de la Plataforma Organizativa de Pueblos Unidos contra el Nuevo Aeropuerto y la Aerotrópolis, así como del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), entregaron la propuesta ambiental-social-agrícola.

Arturo González Cando, a nombre de las organizaciones de la Cuenca del ex Lago de Texcoco, explicó que el proyecto se consolidó luego de cuatro meses de trabajo; mesas en donde participaron integrantes de las comunidades y especialistas en medio ambiente.

“Es un proyecto para la restauración de todo el daño causado por la construcción del aeropuerto en la región de Texcoco”.

Demandó al gobierno regrese las cinco mil 200 hectáreas de los ejidos, mil doscientas de las cuales fueron adquiridas, a los ejidatarios de manera ilegal, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El FPDT y demás organizaciones también demandaron terminar el conflicto social, restablecer el desarrollo económico, agrícola y la biocultaridad, que se dañó por el proyecto del NAIM, que inició en el sexenio de Vicente Fox y que se intentó consolidar, sin éxito, durante el mandato de Peña Nieto

Por su parte, Ignacio Del Valle, líder del FPDT, comentó a la directora general de Conagua que el proyecto “Manos a la Cuenca” contó con la participación de los campesinos, lo cual es fundamental, “porque ningún proyecto debe de hacerse sin la participación de las comunidades”.

Blanca Jiménez Cisneros llegó a los ejidos de Atenco en compañía de Diana Álvarez Maury, subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (Segob) y del vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez.

La doctora Blanca Jiménez aseguró que en el nuevo gobierno se antepone el diálogo para resolver los conflictos, y se analizará y atenderá el proyecto “Manos a la Cuenca”.

En tanto Diana Álvarez, a nombre de la Segob, sostuvo que este gobierno “es para todos y es de todos”.

Luego de 18 años de conflicto y de lucha en contra del proyecto del NAIM, por primera vez el gobierno federal escucha a los afectados, quienes durante casi dos décadas fueron reprimidos con el uso de la fuerza, durante los sexenios de Fox Quezada y Peña Nieto.

A nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador, el vocero presidencial Jesús Ramírez consideró que el respeto y el diálogo “es fundamental para construir con los pueblos la transformación del país”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s